Manu Sueiro nos explica como un viaje en taxi puede ser la mejor forma de escuchar buena música negra de madrugada y lo riega todo con este clásico “Merry Christmas Baby” a cargo de la voz inapagable de Ray Charles.